Diciembre 2008 (2-1-09)

Honestamente, sólo siento cosas fluir por mi cuerpo que toman forma de palabras y la necesidad de vomitarlo me hace estar aquí de nuevo. (22-11-08)

 

En los últimos años, siempre que he escrito ha sido en el fin de año, en donde he sentido que culmina una etapa. La verdad es que este período o sentimiento comenzó cuando regresé de Argentina. Un sentimiento que unos llamaron 2008 y que para mí comenzó en un instante llamado febrero a un tiempo figurado como 30 años de vida.

 

En los últimos tiempos, he sentido que lo que he vivido ha sido mucho más que sólo 12 meses… al fin y al cabo, quién dijo que un día tiene 24 horas y que un año tiene 365 días. Cada vez más me siento envuelto en la curva de la sensación más que en la tensión que nos imprimen el sol y la luna con sus ciclos…pero cada vez más soy más sensible a los cambios de estaciones, períodos lunares, equinoccios y solsticios. Siento como me embarga una multitud de cosas que cuando miro atrás fue sólo ayer. Como dijo Cortázar en “Las Armas Secretas”: “tocaron la puerta de mi casa, bajé las escaleras y era domingo”… “esto lo estoy tocando mañana”.

 

No sé si esto es el comienzo del fin del período o es sólo un momento breve para poner orden. Me siento extraño haciendo esto, pero es lo que siento que debo hacer. En unas semanas vendrá de nuevo Luis y creo que su llegada me traerá un par de cosas en las debo prestar atención y a partir de las cuales me permitirán dar conclusiones. Este año ha sido full extraño…ha sido el más corto que he vivido (febrero hasta hoy noviembre) que no sé si terminó, estoy a la mitad o qué debe ser.

 

Siento en este instante tres cosas que se mezclan, se tuercen y luchan por conjugarse. Mi regreso de Buenos Aires fue precedido por las 7 Eras del Rock, la obra de teatro Kurt Cobain y el concierto de R.E.M…no, aún no es el cierre…trato de recordar las cosas que han pasado y hay tantas que sólo me estoy dejando llevar por las más relevantes. (María Gabriela, Corina, Mindshare…las películas…etc.…etc.)

 

Fuera de todo, el regreso de Luis es un punto más de reflexión ante el cual me cuestión. Han pasado 13 años desde que nos conocimos y aún seguimos ahí. Siendo franco, el día que sintamos que el otro no nos confrontará o confortará, hasta ese día sabremos del otro. La verdad siempre ha sido esa. Más allá de las vivencias, anécdotas, sentimientos compartidos…todo ha sido los instantes de confrontarnos y confortarnos.

 

Con esta certeza en mente, recobra sentido la gran pregunta… ¿habremos llegado? Nos confrontamos porque no estamos cerca o nos estamos confortando porque llegamos, no hay nada y nos toca “seguir”. Me veo a mí mismo en el concierto de R.E.M viendo a Michael Stipe a sus 48 años, yo con 30 y si Kurt estuviese vivo tendría 41. Tres instantes de vida, tres momentos del universo y lo único que nos separa es la geografía…no somos nada.

 

Viendo de nuevo el capítulo de las Eras “Rock Alternativo”, escuchando las palabras de Michael Stipe sobre Kurt, lo que significó la relación que tuvieron, su amistad, su música…recordar haberlo visto a pocos metros de mí sobre una tarima…realmente Stipe hizo lo que estuvo a su alcance para ayudar a Kurt, pero como puedes darle la mano a alguien que ha decidido cruzar la última frontera. Stipe sólo le ofreció confort a Kurt cuando él lo que necesitaba era confrontación…pero cómo te vuelves espejo ante alguien que ha decidido autodestruirse. Cuál es el otro nivel más allá del suicidio que te permite darle luz a alguien. Al final, todo sigue siendo una carrera de relevos, pasando el testigo a quién continúa.

 

Sentir de nuevo mi ser agujereado gracias a los personajes de la obra de teatro. Verme a mí mismo en tres pedazos diciendo las líneas…me hizo sentirme como Sabato en “Abbaddon El Exterminador” torturado en sus pesadillas por sus propios personajes literarios y viendo salir de entre las llamas a Alejandra. Han sido tres instantes en dónde me he visto a mí mismo tal como soy y he cerrado espacios. Como no volver a llorar en la obra de teatro, en el concierto de R.E.M o cuando vuelvo a ver el capítulo de las Eras del Rock.

 

Más allá de mí mismo, es una forma extraña que toma todo y saber que no hay nada que hacer y que siempre tuve razón…cuando Kurt murió se lo llevó todo…pero veo a Stipe en el escenario como si tuviera 20 de nuevo sintiendo cada instante. CONFORTARSE VS. CONFRONTRASE. Después de todo es “La Delgada Línea Roja” sobre la cual he vivido siempre y de la cual ahora sé que nunca me he bajado… ¿cómo puedo bajarme? ¿Es posible? ¿Hay algo más allá? Es simplemente dar un paso, como bajarme de un barco en el muelle de la otra orilla.

 

Desde que compre el diario de Kurt sólo he podido leer las dos primeras páginas y no he podido seguir…sé lo que está ahí. Sé a dónde conducen esas páginas y las he entendido muy bien al punto de verlas fielmente plasmadas en la obra de teatro culminando en la escena final, en donde la escopeta quedó apuntando hacia mí mientras el diálogo final cerraba las luces más y más entre la certeza de todo. Decidir si te matas o simplemente continúas porque ya tienes 30 y debes seguir. Por un instante me sentí sólo en el auditorio, me olvidé de todo, de quiénes fueron conmigo y de quiénes estaban ahí y simplemente lloré hasta que la obra terminó. Habían pasado 14 años de la muerte de Kurt y fue sólo un instante…cuestionarme ese momento y darme cuenta que no era la solución.

 

En contraste, me veo sintiendo a R.E.M estas últimas semanas y ver a Stipe…nada de lo vivido es mentira y todo es verdad, pero simplemente es “seguir”. Más allá del punto al que llegó Camus de la revolución literaria como salida al dilema de matarlos a todos o matarse…me veo parado sobre la línea teniendo a mi izquierda a Kurt y a mi derecha a Stipe. Viendo la oscuridad de la ciudad entre las alas de las gárgolas y el rostro del Joker de fondo mostrando su carta. Si en verdad he llegado a la última frontera y no he cruzado las puertas, ¿qué hay detrás del escenario? Acaso todo se trata de brincar de acera y caminar otro rumbo. En este rumbo, tengo la sensación de que estoy andando sobre la línea roja marcada, al igual que en Max Payne I en la segunda pesadilla, cuando caminas por el abismo y la única guía es el rastro de sangre. Eres tú y la nada entre los gritos del recuerdo y el llanto del bebé, si caes mueres.  

 

Cuando regresé de Argentina me cuestioné por las palabras de Luis. Estaba aprendiendo a jugar la Wii sin haber comprado la consola. No había tomado la decisión de hacía dónde quería ir y espera obtener resultados. Ahora siento que esto es el siguiente paso de cuando te sientas espalda contra espalda con tu lado oscuro/soledad. La línea esta marcada. Las dos opciones están ahí y debes “seguir”. Ahora lo vivo en carne viva día a día, segundo a segundo. La ironía del caso, es que siento que estoy caminando pero no sé hacia dónde. La sensación es totalmente nueva en relación a momentos previos de incertidumbre…no me siento vacío, sólo reflexivo.  

 

Tenía razón…no es el fin. Ha pasado una semana desde que escribí estas líneas y estos días me han permitido cotejar bien las ideas. He pasado el fin solo en casa por haber decidido no haber ido a la fiesta y no salir con Corina. Cada tiempo que pasa me he visto en la necesidad de asimilar más y más mi lado oscuro…en esa misma medida sus espacios se han reducido y he sentido como puedo ponerle fecha y hora…desde una semana en la cual decido darle vista o tomarme un fin de semana “matando aviones”. Creo que mientras siga haciendo eso no habré dado el paso…debe haber alguna forma de asimilar mi oscuridad sin que implique horas de mí. Pero no sé, eso será sólo posible si las respuestas están a la mano o realmente encuentre un motivo externo a mí por el cuál dedicar todo sin importarme.

 

La charla con Corina fue muy grata…la verdad no sé si ella será o que demonios terminará pasando con ella, pero la verdad es que fui honesto al 100% conmigo mismo y con ella. Sé lo que ella espera de mí…es lo que me cuestiono que no tendré a los 40 si no cambio…y ella me ha hecho aterrizar para que vea la verdad de mí mismo. Cuando me dijo que era “inseguro” lo resumió todo. Si no tengo el motivo todo será hacerlo porque no quede de otra…asumo que cuando de el paso algo nuevo llegará. Es un sentimiento de sepia agria dentro de mí súper extraña…exprimir el último vestigio de lo que tengo dentro de mí y simplemente salir al día a día de calle…esto que estoy sintiendo es realmente la “deshumanización”…nunca antes me había sentido así por dentro.

 

Más allá de ser la puta del bar, más allá de tener sexo con alguien por dinero…es sacarle hasta el último extremo de olor que llevo por dentro. Me siento como el asesino de la novela de “El Perfume”…exprimiendo hasta la última gota los cuerpos y cabellos de sus víctimas para obtener el olor que no tiene…en este caso, mis víctimas han sido mis más cercanos…aquellos que me aprecian y han aceptado mi actitud…no soy más que un asesino como él y como Amanda de Saw.  

 

Lo que va de año ha sido un preparatorio de lo que debo hacer…si no hubiese vivido lo que he pasado estos meses no estaría dispuesto a dar los siguientes pasos…que honestamente no tengo ni las más remota idea de cuáles son. Sólo sé que debía volver a los tres puntos que escribí la semana pasada porque debía darles un cierre final. Es increíble que me haya tomado 14 años haber dado esa vuelta…siempre fue ayer y todo lo hecho fue consumado…el futuro siempre fue pasado. Estas líneas se están escribiendo…

 

Al final de la historia tenía razón (28-12-08). Hace casi un mes escribí estas cosas, las compartí con Nerio y tuve una segunda impresión de las cosas las cuales tuve conmigo al momento de ver a Luis. Por tercer año consecutivo Luis ha venido al país y la verdad es que una vez más nos encontramos ambos en el mismo nivel de vivencia y discusión cada quién en su peldaño de la escalera del laberinto.

 

Lo más grato de todo es que decirle todo lo que he asimilado desde que el vino en enero antes de mi viaje a Argentina ha sido sólo conclusiones que se visualizaban…al final de todo: “todo lo sé, sé que es verdad y cómo me demuestro a mí mismo que no me sirven cuándo ya sé que son lo son”. De una u otra forma, ambos llegamos a la misma conclusión. Estamos parados enfrente del abismo y más allá de lo que hay no hay nada, en este nivel.

 

El haberme dicho Luis acerca de la Teoría de las Cuerdas, me permitió acercarme a un punto de la física avanzada que no conocía a plenitud y si…ya no es el universo el que da su giro…son las cuerdas que vibran. Existencialmente hablando, sólo nos queda cruzar el umbral de las demás puertas hacia los giros de las escaleras. Cotidianamente hablando sólo me resta manejar las totalidades.

 

Son tantas las conclusiones que compartimos que es difícil plasmarlas todas…al final de todo hemos terminado ambos con las mismas palabras: “debo hacer esto y aquello, pero no sé cómo”…en una hoja en blanco de Word escribiendo la lista de las cosas que creemos que debemos hacer y de esa forma afinar la vista hacia cómo hacerlo. Pero después de todo, son nuevos mensajes en el contestador futuro.

 

El punto central es que hemos culminado un proceso de 30 años con sus vibraciones en fracciones de 1, 3, 5, 10 y 15 años. A cada corte de período nos hemos sentado de cara a la oscuridad para integrar, entender, asimilar, cuestionar, regurgitar, etc., etc., al final de todo, esto ha sido una sola conversación / vivencia de casi 15 años en donde nos hemos estado discutiendo los 2/3 temas vitales…en nuevas formas, experiencias, lenguajes, idiomas, países, anécdotas…pero siempre ha sido eso:

         ¿por qué no nos gusta la realidad? / ¿qué hay en nosotros que nos hace no hacer nada? / ¿cómo lograr lo que queremos versus cumplir con los mínimos sociales?

         ¿por qué es tan importante lo afectivo? / ¿existe la pareja – “maga” – compañera trascendental? / ¿amor? / ¿qué es lo que realmente nos llena para “existir”? / ¿cómo lograr el equilibrio?

         ¿cómo vivimos en el día a día? / ¿quién soy realmente cuando no soy yo? / ¿por qué no damos el paso de marketing social para vivir el día a día?

 

Por primera vez creo que he logrado escribir las preguntas…y como bien lo dijo Luis…no somos nada y por encima de ello, somos unos mediocres que malgastamos nuestras habilidad y lo que sabemos…palabras más o menos: muertos sin sepultara que decidimos no hacer/dar nada… ¿por qué?

 

El haber “cerrado” esta reunión con Luis una vez más, como pasó hace casi 10 años cuando estábamos en la universidad…una hoja en blanco una lista de cosas que creemos son las que deben ser sin tener claro el cómo y si al final llegaremos….continuamos con nuestras debilidad, procesos por culminar, zonas de confort, cosas por hacer, responsabilidades…Pero la certeza es única, sin un motivo externo completamente distinto a nosotros mismo, no habrá ruptura de procesos/ciclos…tal vez quien dijo que "el sonido de las cuerdas del amor son la melodía del universo" tenía razón…aunque no sé si sabía a plenitud tal como ahora sé que significa esa frase.

 

Pero el punto es que hemos comenzado un proceso de nuevos 30 años y ahora nuestro punzante que no nos deja dormir es vernos al espejo con 60-70 y ya tenemos un buen trecho de la “casa” en construcción… ¿estas bases / primer piso que hemos creado nos permitirán montar este segundo nivel?…el detalle es que empezamos por el final y siempre pensamos que lo demás era trivial, lo dejamos de lado y ahora resulta que es más importante de lo que llegamos a pensar.

 

Por alguna razón que someramente vislumbro, lo más seguro es que estaré en España a mediados de 2009…qué ha de pasar en este medio año que comienza para que termine allá. La última vez que viaje a Europa, fui yo el que decidió reunirnos en noviembre de 2005…luego de esa fecha, Luis ha venido tres veces hasta la fecha al país ¿volverá? Acaso él ya obtuvo las respuestas que necesitaba en sus retornos…acaso necesito ir yo ahora en pro de cotejas las respuestas con las que me vine en el 2005, acaso son las nuevas respuestas que tengo ahora las que me hacen acercarme de nuevo. Después de todo, es el juego de Confrontarnos vs. Confortarnos…ya la cuerda vibrará.   

 

Con el paso de los días si siento que esto fue un cierre de año…fue una real bajada del vehículo y chequeo de mapa, puesta de gasolina y compra de provisiones. No me siento vacío, completo, incompleto…sólo tranquilo porque sé que estoy donde debía estar. Todo está tan difuminado que no siento que realmente haya pasado 11 meses desde el último escrito…mi lista sólo queda darle continuidad/acción – invención y esperar que la cuerda vibre, cerrar el ciclo y escuchar el mensaje que estoy dejando hoy día. Sólo sé que todo esto ha sido un pequeño día más que suman cuatro de vida.  

 

 

Esta entrada fue publicada en Mensajes al contestador. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Diciembre 2008 (2-1-09)

  1. FAVIANA dijo:

    Muy tu!:..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s